lunes, 9 de marzo de 2015

Dos textos sobre mi propio pretérito imperfecto

Mis primeras palabras.
Mis primeras palabras,por supuesto de las cuales no me acuerdo,fueron:
-Gu gu:No sé si cuentan como primeras palabras,pero mi madre nos enseñó a decir eso a mi y a mis hermanos´para que las tuviéramos en común.
-Mamá:Esta contaría más como mi primera palabra.Es normal,simple;seguramente también habrá sido la primera palabra de muchas personas.
-`Tete’ y `uau uau’:Verdaderamente no son palabras,pero las he puesto en el mismo nivel pues se refieren a algo en concreto.
-No:Este monosílabo es muy común entre los niños,y no tardó en añadirse a mi vocabulario,y,además estoy segura de que poco después se añadió ´mío’.
-Papá:Me parece que esta palabra la dije tarde pues muchos considerarían que debería haber sido la primera o la segunda.
Respecto a la escritura mis recuerdos no son notablemente agradables pues tuve problemas con el abecedario;resulta que mi profesora escribía todos los días en mi agenda ´aprenderse el abecedario` y,cada tarde cuando mi madre llegaba del trabajo me lo preguntaba y como no me lo sabía me lo volvía a enseñar,al día siguiente pasaba lo mismo,y,como no me lo volvía a saber me regañaba y me lo volvía a explicar;así durante al menos dos meses.
De lo primero que escribí no me acuerdo,pero supongo que fue María,Laura o,y creo que es lo más seguro,la letra ´A,a’.



Las letras de mi infancia
De pequeña nadie me cantaba ni me contaba cuentos e historias.Pero si me gustaban los cuentos y las historias,sobre todo mitos y leyendas,aunque nunca me gustó la música,solo la clásica.
No me gustaba nada leer,y durante mi niñez solo me leí ´Los tres cerditos` y ´Misifú el gato’,gracias al cual si algún día tengo un gato,lo dudo pues soy alérgica,lo llamaré Misifú.
Lo que le dió un vuelco a mi pensamiento sobre la lectura fue ´´La saga crepúsculo´´;todo pasó muy rápido.Un día normal,fui al Lée,una librería;y,entre libros y libros encontré la saga,para que un libro me guste debía seguir una serie de requisitos:primero me tiene que llamar la atención la portada,si pasa,en ella el título del libro ha de ser más grande que el nombre del escritor;y,por último,en las solapas del libro no puede estar la foto del escritor o de alguien relacionado con el libro porque me cambia la forma de captar la historia,mi perspectiva.
No es muy normal ver a una niña de nueve años leer una saga de libros de unas quinientas páginas pero me gustó tanto el tema de la lectura que me introduje en ella,pero nunca con libros de mi respectiva edad sino de adolescentes y adultos.

No hay comentarios: